• Home
  • Consigue que todo empiece a encajar en tu vida

Consigue que todo empiece a encajar en tu vida

21 diciembre 2017 La Décima Puerta


Facebooktwitter

Hay quien vive con la sensación permanente de que existen áreas de su vida que han permanecido siempre bloqueadas. Unos que no logran nunca el equilibrio económico, aquellos que no consiguen la estabilidad emocional que tanto desean, o ésos que, a pesar de tener razones para ello, no logran alcanzar la sensación de felicidad tan anhelada.

Los compañeros de ‘La Décima Puerta’ trataban en su último programa la poderosa influencia que tienen en nuestra presente vida aquellos votos o promesas kármicas que, en nuestras vidas pasadas, pudimos realizar y que nos acompañan más allá incluso de las distintas muertes físicas, suponiendo un bloqueo en nuestro día a día, sin ser conscientes de ello.

Coincidiendo con la luna creciente , que se produce en la noche de este jueves 21 de diciembre, te proponemos un ritual que te ayudará a cancelar el “contrato” que pudiste hacer en otras vidas y que hoy limitan tu vida: el contrato de Revocación de votos contraídos en vidas pasadas.

¿En qué consiste?

Esta noche, antes de ir a dormir, coge papel y bolígrafo y escribe en un folio en blanco el siguiente texto:

“Pido perdón a Dios, a mi conciencia y a quien corresponda por las veces que maté o sacrifiqué a seres animales o humanos, con o sin su permiso, en nombre de Dioso en contra de Dios.

Pido perdón a Dios, a mi conciencia y a quien corresponda por todos los actos en contra de la vida que he realizado en ésta y en otras vidas o momentos de mi existencia, contra mí o contra cualquier ser vivo.

Yo me libero de todos los votos contraídos en ésta y en otras vidas o momentos de mi existencia.

Renuncio y me libero de todos los votos relacionados con la pobreza.

Renuncio y me libero de todos los votos relacionados con la castidad.

Renuncio y me libero de todos los votos relacionados con la flagelación y el autocastigo.

Renuncio y me libero de todos los votos de limitaciones relacionados con la alimentación.

Renuncio y me libero de todos los votos de morir en nombre de Dios.

Renuncio y me libero de todos los votos de matar en nombre de Dios.

El día de hoy me perdono a mí mismo y decreto que de aquí en adelante:

Me permito experimentar prosperidad y abundancia en todos los aspectos de mi vida.

Me permito recibir dinero por cualquier actividad que desempeñe como medio de subsistencia.

Me permito experimentar deleite con los alimentos en la forma y cantidad que desee ingerirlos.

Me permito gozar de una sexualidad sana y plena.

Me permito tener y disfrutar todo lo que desee en conformidad con mi Plan Divino.”

Después, pondremos fecha, lugar dónde nos encontramos (ciudad) y firmaremos el documento.

Posteriormente, encenderemos una vela blanca (siempre con cerillas) y nos dispondremos a leer en voz alta el documento, de principio a fin, tres veces seguidas.

A continuación, doblaremos la carta y en un recipiente de barro, o resistente al fuego, quemaremos el contrato y dejaremos que prenda totalmente.  Después, tiramos el residuo en cualquier lugar en el que corra el agua (grifo, váter,…)

Una oportunidad para que las piezas de tu vida comiencen a encajar.

Facebooktwitter