EN DIRECTO
La Mákina 92.6 La MáQ!NA
  • Home
  • ‘Cloverfield’: disfrute en la comodidad del hogar

‘Cloverfield’: disfrute en la comodidad del hogar

9 febrero 2018 Crítica cinematográfica


Facebooktwitter

El que no sepa de qué estamos hablando que esté tranquilo. La primera parte de esta saga de películas se estreno en España con el nombre de MONSTRUOSO y fue una suerte de adaptación “found footage” del género de Kaijus (como Godzila, por ejemplo). El segundo capítulo no parecía tener ninguna relación con este mundo, de hecho fue una película independiente que se quedo en el limbo de las producciones, hasta que se les ocurrió rodar un nuevo final que la uniera al universo Cloverfield, hablamos de “Calle Cloverfield 10”. Y ahora nos llega la tercera parte de esta historia, “The Cloverfield Paradox, y nos cuenta el origen de la nave Cloverfield y como estas extrañas y gigantescas criaturas que saliendo de la nada invaden el planeta. En esta ocasión mostrándonos una película que recuerda a otras como “Alíen”, “Prometheus”, “Horizonte final” o más recientemente “Life”. Un grupo de astronautas de muchas nacionalidades distintas (Brasil, Reino Unido, China, Alemania, EEUU y Rusia) intentan llevar a cabo un experimento que salve al mundo de una III Guerra Mundial provocada por la escasez energética, dando lugar a secuencias tan curiosas como ver al, como no podía ser de otra manera, capitán de la nave de nacionalidad norteamericana mediando y separando a los miembros Alemán y Ruso en una trifulca. La película, sin ser un sobresaliente, si llega al 6 pelado, un entretenimiento que uno se queda con las ganas de disfrutar en pantalla grande. El reparto de actores inusualmente destacable para un producto de esta categoría y los efectos especiales y diseño de producción de gran acabado y factura técnica, todo ello debido sin duda a que tenemos en la producción al incombustible y siempre eficaz J.J. Abrams. Un viaje para disfrutar sin grandes expectativas ni prejuicios, y mucho más meritorio que otras propuestas más laureadas, con alguna escena de gran belleza como la protagonista acurrucada y acariciando una de las ventanas de la nave en la que se proyectan imágenes de su familia, un ritmo frenético y algún momento hilarante, el brazo humano con vida propia, una clara alusión al mundo de Sam Raimi.

Facebooktwitter

, , , ,